Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

La función de un asesor financiero y cómo puede ayudarte

Un asesor financiero es la persona que presta servicio de asesoría u orientación financiera a sus clientes. En este artículo te contamos más de lo que hace un asesor financiero y qué lo diferencia de un coach financiero.

Para entender mejor el rol de un asesor financiero iniciemos con un ejemplo.

Desde pequeños estamos acostumbrados a visitar a un médico. Los primeros recuerdos quizás no sean tan alegres ya que implican pinchazos en la cita con el pediatra. Sin embargo, a medida que vamos creciendo entendemos la importancia de ir al doctor para curar o prevenir enfermedades.

Ya entrada en la vida adulta, tomamos más conciencia de los buenos hábitos alimenticios y ejercicio, ¡aunque no siempre los practicamos! No obstante, al menos una vez al año debemos visitar a nuestro médico primario para evaluar nuestra salud física y así prevenir complicaciones.

Si aplicáramos el mismo principio en nuestras finanzas evitaríamos muchos dolores de cabeza y graves complicaciones cuando de dinero se trata.

“En esencia, un buen asesor financiero es un médico quien en lugar de tu salud física, evalúa tu salud financiera”. Clic para tuitear

Tener salud financiera es sumamente importante. Según las Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en Inglés), siete de cada diez adultos identifica al dinero como una fuente de estrés. Por experiencia propia,  sabemos que el estrés tiene graves consecuencias en tu salud física. Por ello, una buena salud financiera debe ser prioridad para todos.

Qué hace exactamente un asesor financiero

Un asesor financiero explora tu situación actual y en función de los objetivos o metas que quieras lograr te da recomendaciones al respecto.

Al igual que en el caso de los médicos, hay varias clases de asesores. Un asesor financiero puede ser generalista (como un médico internista), especialista (como un cardiólogo o cirujano plástico) o una combinación (como un internista-cardiólogo).

El título “asesor financiero” se utiliza de forma general y con mucha ligereza en algunos casos. Es importante que sepas que al igual que un médico, quien tiene licencia para evaluar tu salud y recetar medicamentos o procedimientos quirúrgicos, un asesor financiero es una persona que debe tener licencia para poder ejercer sus funciones y “recetar” productos financieros.

Cada país tiene su regulación en esta materia. Por ejemplo, en los Estados Unidos un asesor financiero debe tener una licencia conocida como Series 65, particularmente si trabaja haciendo asesoría en inversiones. De igual modo, un asesor en materia de seguros debe tener la licencia correspondiente.

Es importante que te asegures que tu asesor cuente con las credenciales requeridas por ley, por tu seguridad en caso de algún inconveniente.

¿Cuál es la diferencia entre un coach y un asesor financiero?

Cuando vamos a evaluar nuestra salud, en algunas partes del proceso interactuamos con enfermeros(as) y luego el médico.

Quienes estudian enfermería pueden atender asuntos de salud hasta cierto punto. Bien te pueden tomar el peso y medir el pulso o la temperatura. Lo que no pueden hacer es recetar tratamientos.

En finanzas, un coach puede hacer las labores de enfermería. Sin embargo, no puede recetar “medicamentos financieros”. Clic para tuitear

Ambos roles son necesarios y muy favorables para tu salud financiera. Quienes hacen coaching pueden ayudarte a alcanzar tus metas. Hoy día, los asesores financieros que realmente nos preocupamos por el bienestar de nuestros clientes, empleamos elementos del coaching para un apoyo más completo.

Cómo elegir un asesor financiero

El primer paso es reconocer cuando tenemos un problema de salud (física o financiera) o queremos planificar y prevenir inconvenientes. Es entonces cuando debemos buscar ayuda profesional.

Una vez identifiques a un profesional en asesoría financiera, puedes procurar una conversación inicial para explorar su conocimiento y experiencia.

A la hora de elegir a un asesor financiero, es importante trabajar con alguien con quien te sientas cómodo. La relación entre una persona y su asesor financiero es muy similar a la de un paciente y su médico. Un buen asesor educa para guiar y escucha para entender, no para vender. Si un asesor no te oye y solo busca maneras de venderte algo, ¡corre!

La relación entre una persona y su asesor financiero es muy similar a la de un paciente y su médico.  Clic para tuitear

Un buen asesor financiero, al igual que un buen médico, busca maneras de entender las dolencias y necesidades de la persona que está asesorado, para diagnosticar mejor y poner en marcha el mejor tratamiento correctivo o preventivo.

Es importante que ese asesor tenga empatía y más que hablar, sepa explorar y preguntar para comprenderte. Solo así podrá efectivamente poner a tu disposición sus conocimientos para apoyarte en alcanzar tus metas.

Cómo y cuánto cobra un asesor financiero

Existen varias formas en las que un asesor cobra a sus clientes. El sueldo de un asesor financiero puede ser por comisión, por porcentaje de activos administrados o un precio fijo (flat fee) por hora o por proyecto.

Pago a comisión

Esta es la modalidad usada por quienes son especialistas en el área de inversiones. Se les conoce como corredores de bolsa. Su rol principal es la compra y venta de títulos valores para invertir en mercado de capitales. Dependiendo de su modelo de servicio, incluyen o no una evaluación profunda de tu situación financiera.

Pago de porcentaje de activos administrados

Los asesores financieros especializados en inversiones pueden cobrar un porcentaje del dinero que administren por ti. Por ejemplo, si un asesor administra tus inversiones, las cuales al momento suman $100,000 y cobra 1% anual, entonces estarás pagando $1,000 anuales por sus servicios.

Como mencionamos anteriormente, cada país sigue su propia regulación. En Estados Unidos, desde donde se pueden atender clientes de casi cualquier parte del mundo a distancia, quienes cobran por comisión (corredores) deben tener una licencia específica (Series 7) distinta a la licencia de asesoría (Series 65). Este asesor tiene prohibido por regulación cobrarle a un cliente en la misma cuenta por comisión y el porcentaje de activos administrados al mismo tiempo.

Quienes trabajan bajo este modelo de cobranza siguen lo que se conoce como principio fiduciario o de buen padre de familia (fiduciary duty). Suelen ejercer sus funciones como un médico de cabecera. Además de administrar un portafolio de inversiones, evalúan tu salud financiera en general. Esto se conoce como gestión patrimonial.

Pago de precio fijo (flat fee) por hora o proyecto

Dependiendo de la necesidad del cliente, algunos asesores cobran por hora (entre $150 y $500) o un monto único (entre $1,000 y $5,000), según el alcance del proyecto.

Las citas por hora sirven para explorar problemas o necesidades futuras y planificar un curso de acción. También sirven para seguimiento de algún plan en marcha o para lograr algún objetivo específico.

Los proyectos pueden ser de organización de las finanzas personales o la preparación de un plan financiero. También puede ser acompañamiento en el desarrollo y ejecución de un plan integral con otros profesionales como abogados, contadores, entre otros.

Aprende de forma divertida, escucha nuestro pódcast «Finanzas Orgánicas»

Cómo puede ayudarte un asesor financiero

La salud es lo primero. Sin salud no hay nada.

Esta frase aplica en lo físico y lo financiero. Para llevar una vida sana en ocasiones requerimos de la orientación profesional.

Cuando de dinero se trata, un asesor financiero puede apoyarte para mejorar tu situación financiera en caso de un inconveniente. De igual modo, puede impulsarte a alcanzar tus metas, cualquiera que sean.

En cualquier caso, invertir en ayuda profesional puede ser beneficioso para tu salud.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *