Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Cómo salir de la esclavitud de las deudas

Tener deudas puede ser un tema que nos genere mucho estrés y frustración, convirtiéndonos en esclavos cuando no sabemos cómo salir de estas. Es por eso, que al tratar de encontrarles una solución nos ponemos en modo “supervivencia” y empezamos a actuar con impulsividad. Esto nos hace tomar decisiones que nos ponen en ciertas circunstancias, incluso peor a la que teníamos inicialmente, y terminamos pagando mucho más dinero en intereses y otros aranceles.

Si te encuentras en una situación parecida y no sabés qué hacer, en este artículo te compartimos algunas recomendaciones que te ayudarán a eliminarlas usando un método efectivo. Te aseguramos que cuando implementes estos consejos para salir de deudas, empezarás a dormir mejor en las noches.

¿Qué tipos de deudas existen?

Para empezar, clasifiquemos el origen de la deuda. Esto es muy importante para saber si esta nos está siendo útil o no, y por esto vamos a categorizar las deudas en productivas e improductivas.

Deuda productiva

Puede llamársele como tal porque este tipo de deuda te va a producir más dinero, aunque suene redundante. Esta deuda la podemos llegar a obtener cuando pedimos un préstamo para inversión, por ejemplo, para empezar un negocio. A esta se le puede llamar deuda productiva siempre y cuando la ganancia que estés recibiendo sea superior a la tasa de interés que te cobra el banco o entidad financiera.

Deuda improductiva

Por el contrario, esta deuda te quita dinero o simplemente no te aporta ningún ingreso y puede llegar a ser un “plomo en el ala” para tu vida financiera. Esta es la deuda en la que nos enfocaremos, para eliminarla de tus finanzas.

Las deudas improductivas son un “plomo en el ala” para tu vida financiera. Clic para tuitear

Cómo eliminar la deuda improductiva

  1. No seas tan duro contigo mismo: De nada sirve reprocharte, así que “a lo hecho pecho”. Si ya cometiste un error es hora de buscar la solución para enmendarlo.
  2. Organiza todas tus deudas: Es importante tener conocer al “enemigo”, saber contra qué estás luchando, porque es muy difícil eliminar algo que no conoces. Por eso, en este paso, debes organizar tus deudas en una tabla (puede ser en un papel, en excel, en Google Sheets o en la app de tu preferencia)
"De nada sirve reprocharte, así que “a lo hecho pecho”. Si ya cometiste un error es hora de buscar la solución para enmendarlo". Clic para tuitear
  1. Elige una metodología:

Saldar tus deudas puede ser un proceso abrumador, sobre todo cuando no tienes planificación. Estas estrategias para pagar deudas te ayudarán a hacerlo de forma más rápida y efectiva.

  1. Método de la avalancha: Consiste en pagar primero la deuda que tiene el interés más alto, y al terminar de pagar la primera deuda, continuar con las demás (en orden de mayor a menor).
  2. Método de la bola de nieve: Debes ordenar las deudas de menor a mayor, es decir, la que tiene menor saldo deudor de primera hasta llegar a la de mayor saldo. Ya ordenadas las deudas, vas a pagar un monto mayor al pago mínimo de la primera deuda (que es la más baja o en la que menos cantidad de dinero debes), y vas a seguir haciendo el pago mínimo a las demás. Esto provocará que en menor tiempo puedas salir de la primera deuda y puedas enfocarte en la siguiente (a esta le sumarás el monto que venías pagando en la primera) con la cual repetirás el proceso, hasta quedar libre de deudas.

En Fintelhub nos inclinamos más a recomendar la segunda metodología, porque de esta manera (debido al impacto de la psicología del dinero en nuestra mente) sentiremos una emoción positiva cada vez que terminemos de pagar una deuda, tendremos más motivación para seguir “luchando” contra las demás y cumpliremos nuestra meta de salir de la esclavitud de las deudas.

Cómo salir de deudas más rápido

Ahora te preguntarás “¿De dónde carajo saco el dinero para pagar las deudas?” y la buena noticia es que solo tienes dos opciones: recortar gastos o aumentar tus ingresos

Lo primero que necesitas es tener un presupuesto para poder hacer estos ajustes. ¿Sabes cómo hacer un presupuesto? Te recomendamos el episodio de nuestro podcast Finanzas Orgánicas “Presupuesto pa’ qué te quiero”, donde hablamos de cómo construir un presupuesto, para qué puede servirte y cómo esta planificación te acerca a tu bienestar financiero.

Recorta tus gastos

Evita la tentación de usar la tarjeta de crédito: Este es un paso fundamental para salir de deudas porque si caes en la tentación, estás haciendo que las deudas crezcan y tal vez, sea más difícil para ti pagarlas en el futuro. Estos son algunos trucos para evitar la tentación:

  • Nivel extremo: Rompe o pica la tarjeta de crédito (es extremo pero efectivo, sin el plástico no te puedes endeudar 🤷‍♂️).
  • Nivel intermedio: Mete la tarjeta en una bolsa con agua y luego la metes en el congelador, así quedará en medio de un bloque de hielo (será más difícil para ti sacarla o tendrás más tiempo para pensarlo mejor mientras intentas romper o descongelar el bloque).
  • Bonus tip: Si crees que puedes caer en la tentación y ponerla en un bloque de hielo o romper la tarjeta te parece muy extremo, siempre puedes entregársela a un amigo o familiar de confianza de manera que, si te ves tentado, tengas que darle razones válidas a esa persona para que te la entregue. (Advertencia: esta persona debe ser de confianza para que no pierda la tarjeta o la use para otros propósito. También debe tener fuerza de voluntad porque no debe entregártela a menos que sea un caso extremo).

Busca descuentos para los gastos cotidianos: Existen muchos supermercados o tiendas donde continuamente están lanzando promociones a sus clientes, la idea es que te vuelvas experto en encontrar esas ofertas y las aproveches al máximo.

Aumenta tus ingresos

Vende cosas que ya no uses: Seguramente hay muchos artículos alrededor de tu casa, tal vez decorativos de lujo o que ya no uses, siempre es una buena opción pensar la idea de venderlos y ganar más dinero con estos porque si no los has usado en seis meses, amigo, amiga, seamos sinceros, no los vas a volver a usar.

Monetiza tus conocimientos: Si sabes tocar algún instrumento, eres bueno ejercitándote, te va muy bien con los números, sabes otro idioma o sabes bailar salsa, no descartes la posibilidad de enseñar estos conocimientos a otros y generar ingresos extra. Recuerda que cualquier habilidad o conocimiento que tengas, por más sencillo que te parezca, puede ser monetizable. Todo esto te lo enseñamos en nuestro programa Monetiza Lo Que Sabes, haz clic aquí para más información.

Pide un aumento: No descartes la posibilidad de solicitar un aumento en tu trabajo, si crees que tienes las condiciones para hacerlo, este es el mejor momento.

Trabaja horas extra: Es bien conocido que las horas extra, valga la redundancia, nos dan dinero extra y si son nocturnas mucho más, si tienes la disponibilidad para hacerlo, esta podría ser una buena opción para generar más ingresos.

Tácticas complementarias para saldar deudas

Las que vas a encontrar a continuación son tácticas que NO recomendamos en la mayoría de los casos, sin embargo, hay ocasiones en las que tu situación puede ser realmente compleja y puede que amerite usar uno de estos “comodines”. No obstante, debes saber que estas pueden tener efectos adversos en tu puntaje “score” de crédito.

  • Transferencia de balance: Se trata de obtener una nueva tarjeta de crédito que tiene una condición promocional por cierta cantidad de meses que te financian con un interés del 0%, para que adquieras la deuda con esta entidad y pagues la deuda que tenías en la otra tarjeta. Advertencia: Si no eres disciplinado con tus finanzas o no tienes la fuerza de voluntad para manejar con prudencia el crédito no tomes esta opción.
  • Solicita un crédito personal: Es un crédito que le solicitas a una entidad bancaria con el que puedes pagar el resto de tus deudas y solo quedarte con esta. Para que esta opción funcione a tu favor la tasa promedio que te cobran por el crédito debe ser cinco puntos menor a la tasa promedio (ponderado) de todas tus deudas.
  • Consulta a un consejero de crédito certificado: Esta persona o entidad te genera un plan de gestión o pago de deuda. Como primera medida se revisa tu caso y si este cumple con los requisitos te ponen algunas condiciones para gestionar estas deudas, finalmente ellos negocian con los bancos para conseguir algunas condiciones crediticias favorables y así hacer el plan efectivo. Mientras tanto tu le pagarás el valor de las deudas a la agencia y ellos se encargaran de pagarle a los bancos. 

Advertencia: Verifica que el consejero al que acudas esté debidamente certificado ante el “National Foundation for Credit Counseling” (en el caso de Estados Unidos).

  • Llega a un acuerdo de pago de deuda con los bancos o “debt settlement”: En esta última y extrema opción (solo para casos sumamente complicados) tú llegas a un acuerdo los bancos, ellos puede hacer un plan de pago contigo o puedes llegar a pagar hasta la mitad de la deuda que tenías (dependiendo de lo que hayas negociado con el banco). Advertencia: Este recurso tiene un impacto bastante negativo en tu puntaje “score” de crédito del que puede ser difícil recuperarse.

Considerando todas las opciones que te dimos previamente, te pedimos que las examines cuidadosa y sabiamente, para que no termines tomando una decisión a la ligera que pueda incluso empeorar tu situación, en vez de tener un impacto positivo. Con paciencia (porque algunas metas pueden tomar años en consolidarse) y disciplina podrás lograr salir de esta esclavitud y tener la libertad financiera de decidir desde la abundancia. No nos queda más que desearte muchos éxitos en el camino.

Este artículo es un extracto de nuestro podcast Finánzas Orgánicas. ¿Quieres escuchar el episodio completo? Aquí te lo dejamos:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *